Las experiencias de Carla y los idiomas.

Blog personal

Reflexiones sobre mi experiéncia personal diaria como estudiante de idiomas.

Class Planning

Escrito por carlaslifestyle 26-05-2018 en Class Planning. Comentarios (0)


Syllabus

Escrito por carlaslifestyle 19-05-2018 en syllabus. Comentarios (0)

¡Hola!

Ya estamos aquí de nuevo, hoy trataremos un tema muy parecido al del post anterior, pero nos centraremos más en como estaban organizadas mis clases, que materias nos enseñaban.

Lo cierto es que está siendo una tarea un poco complicada porque tengo que pensar mucho para tratar de acordarme de todo, ya que me resulta bastante complicado llegar a mis libros porque están en Alicante y desde que se lo pido a mi madre hasta que me quiere llegar la foto pueden pasar días... #lascosasdepalaciovandespacio. 

El mensaje infinito... que luego es un "Ok".

Comencemos, hay cinco tipos de curriculums: gramatical, estructural, situacional, funcional y trabajo por proyectos. Pues bien, como ya os haréis una idea, mi enseñanza de castellano y catalán fue mediante el gramatical. Las clases estaban organizadas por temas, un día hacíamos preposiciones, al otro los verbos de indicativo, a la semana siguiente el subjuntivo y así con todo. La misma estructura de trabajo todos los días: lectura, gramática y ejercicios. Además, no hay más que mirar el índice de los libros, te cansas antes de comenzar a leer. De hecho, mi madre (que era la que hacía fotos para enviármelas) me dijo que del índice del libro de catalán solo me mandaba la primera y la última página “porque eran demasiadas, unas ocho o nueve” el mesaje incluía dibujito: 

        


           

Con estas imágenes os podéis hacer una idea de como se repartía el temario de las clases.


En cuanto a las clases de inglés, no estoy muy segura de que tipo eran. Pues eran gramaticales, pero también funcionales. Es cierto que hacíamos ejercicios de “filling the gap” pero también veíamos películas, hacíamos presentaciones en clase, practicábamos el “speaking” y todo lo que ya os he contado en los posts anteriores. La verdad es que tras haber escuchado la experiencia que contaron unas compañeras en clase me siento bastante afortunada. Cada año practicando el “Present Simple” tienene que ser muy aburrido... Aunque he de decir que en primaria yo viví una situación similar, estuvimos durante tres meses, cada semana haciendo el examen de los días de la semana, hasta que toda la clase no sacó un 10 la profesora no nos dejó parar… #Quépesadilla!.

       

                   

Esta era yo (cansada de mis compañeros que no sabían escribir "Wednesday") porque por su culpa, la profesora entraba por la puerta y decía: "Sacad folios en blanco y escribid los días de la semana, otra vez".


Y por último, mis clases de italiano se parecían bastante al trabajo por proyectos, pero no era así del todo. Los “proyectos” que hacíamos no eran muy largos, por ejemplo: para aprender el vocabulario de la casa, tuvimos que dibujar individualmente una casa con todas las estancias y en terminar, las cartulinas se colgaban en las paredes para decorar la clase. Otro proyecto parecido fue hacer el mapa de Italia (muy grande) y buscar información sobre la gastronomía de cada comunidad y los lugares más característicos. El proyecto del que mejor recuerdo tengo fue una obra de teatro que teníamos que representar a otros cursos (ya os dije que fui Julieta Capuleto en rubia, y de verdad) Este proyecto sí que cumplía los requisitos, porque noostras pudimos elegir hacerlo o no, preparamos la obra entre todas y el objetivo final fue la representación. Incluso hicimos un intercambio con unos estudiantes italianos. Ellos vinieron una semana a nuestras casas y luego fuimos nosotros a las suyas, fue un proyecto a medias, pues si que organizamos parte del viaje, pero la mayoría fue cosa de los profesores. Pero a pesar de hacer todos estos mini proyectos, había días en los que teníamos que hacer gramática y aprender vocabulario de una manera más tradicional. 

Yes Leonardo/Romeo I was a Capulet 

Bueno, con esta cute imagen termina mi post hoy. Y como buena Blogger qeu soy, no puedo terminar sin mi final: si os ha gustado... #manitaarribaysuscribíos.

Métodos para enseñar idiomas

Escrito por carlaslifestyle 03-05-2018 en teaching methods. Comentarios (0)

Hola gente, no os tengo olvidados, lo que pasa es que la inspiración como viene se va y esta vez había overbooking para la vuelta. Pero tampoco pasa nada por estar unos “diitas” ausente ¿no?.


El tema de hoy son los métodos que he experimentado como estudiante. ¿De qué manera me han enseñado mis profesores a lo largo de mi larga (desde mi punto de vista, pero corta desde el punto de vista de mi abuela) y estresante vida? 

Hay varios métodos, unos considerados como los principales y otros más alternativos. Mi enseñanza se ha basado en los métodos principales. El primero de ellos es gramática-traducción es el más antiguo de todos, el Tutankamon de los métodos, por lo tanto es bastante probable que muchos de nosotros hayamos estudiado de esta manera. Sobre todo en mi época de latín y griego, donde me tenía que aprender las declinaciones de memoria para conseguir hacer o traducir una simple frase, en cuanto a las explicaciones de los verbos y la gramática en general estaban en la L1 (castellano) cosa que agradezco, porque si tengo que llegar a entender la explicación en griego... #medaunparraque

El segundo es el enfoque comunicativo, es de mis preferidos #máshablarymenosescribir. El mejor recuerdo que tengo aprendiendo idiomas es de mis clases de italiano en la secundaria (o “segundaria” como yo decía de pequeña. Era lógico, ¡viene de segundo!). Bueno, el caso es que en las clases teníamos que dialogar mucho y de todos los temas posibles siempre en italiano. Mediante un proceso progresivo #pasitoapasitopiano piano como dirían los italianos, incluso algunas veces pasábamos la hora explicando algo y nos olvidábamos del temario pero siempre teníamos que utilizar el italiano para comunicarnos. Solíamos explicar las cosas en la lengua extranjera para evitar así las traducciones, incluso del vocabulario que no entendíamos. De seis años estudiando esta asignatura, no recuerdo haber utilizado el libro más de 10 veces por curso. Pero hacíamos muchas actividades, obras de teatro, veíamos películas, hacíamos presentaciones de proyectos, aunque también estudiábamos gramática sobre todo en el último año, para prepararnos para el examen de la EOI. Esta experiencia no se volvió a repetir hasta hace un año, en una academia de Barcelona para aprender alemán, utilizaban el mismo método.

             

Estos son los dos libros que utilicé durante la secundaria. A pesar de que por dentro están casi nuevos.

En cuanto al método audio-lingual ¿Quién no ha tenido un listening en cada libro de inglés o de la lengua que aprendierais?#quehableahoraocalleparasiempre. Este método creo que ha aparecido en todos los workbooks studybooks de todos los estudiantes, normalmente al inicio de cada tema. En la imagen veis mi libro de alemán, en el que primero había un audio, y luego los alumnos teníamos que repetir lo mismo y recrear una situación semblante. Otros ejercicios en los que la presión me podía era cuando nos ponían una canción en inglés y nos daban un folio con la letra de la canción y los huecos en blanco para rellenarlo a la vez que la escuchábamos. Eso sí era un momento de tensión y lo demás son tonterías. De hecho, lo catalogaría como el momento EMINEM. Para mi, hablaban como Eminem en su canción Rap God.   

https://www.youtube.com/watch?v=XbGs_qK2PQA 
(Ver minuto 4:25 hasta el minuto 4:42)

              

Audios durante la lección.    

         

   Audios al inicio de cada tema.


¿Qué método me gustaría experimentar en un futuro? Dentro de los métodos humanistas, el que más me ha llamado la atención es el de la Sugestología que nosotros conocemos con suggestopedia. Mi vida a cobrado sentido desde que conozco la existencia de este método. Con lo relajada que soy yo y lo que me gustan los idiomas es el método perfecto para mi. Por lo que he leído hasta ahora, es un método intensivo en el que se aprende mucho más rápido que de la forma tradicional, sentadita en un sofá y con música de fondo, a mi me parece que tiene muy buena pinta.

                                                

Aquí os dejo una imagen para celebrar todos los idiomas que voy a aprender con el nuevo método.

  Y hasta aquí el post de hoy. ¡Nos vemos!

¡Ah! y como ya os dije en el post anterior, si os ha gustado...#manitaarribaysuscribíos

Teorías lingüísticas y una entrada triunfal.

Escrito por carlaslifestyle 18-04-2018 en Psychological Theories.. Comentarios (1)

Bueno, aquí estamos de nuevo. La segunda clase de enseñanza de lenguas. ¡ Y vaya recibimiento! Si lo llego a saber me habría arreglado un poco más #soycoqueta. Iba yo tan tranquila a clase (bueno, tampoco tan tranquila porque llegaba un poquito tarde jeje) y de repente cuando entro en clase y veo mi blog, ahí delante de todos y para colmo el profe dice “Ah Carla, aquí estás” (o algo así, porque la verdad, no me acuerdo mucho... ¡Qué vergüenza Dioses del Olimpo!). Y yo que quería pasar desapercibida #alovecinarubia y la gran mayoría ya me habéis visto. Espero que vuestra preciada memoria elimine esa imagen de vuestra cabeza. 




Hoy toca hablar sobre las teorías lingüísticas. Durante la explicación del profe, yo decía (a mi compañera de al lado): “Ah mira, a mi me han enseñado de esa manera” pero… #waitaminute (mi mente: Carla, céntrate y piensa). Al final, he llegado a la conclusión de que mi enseñanza ha sido un mix de varias de esas teorías. 

Vayamos por partes: 

En primer lugar, rechazo la teoría de la gramática tradicional, no he tenido ningún profesor tan “chungo” como para no aceptar errores de los alumnos. #quesuertelamía

Podríamos clasificar toda la primaria dentro del método pragmático. Ya que nos sentábamos por grupos de cuatro personas y hacíamos muchos trabajos y juegos por equipos y competíamos contra el resto de compañeros de la clase. Creo que ahí potencié la competitividad y el deseo de victoria que ahora tengo.  Aunque a veces, también nos ponían en forma de U y nunca entendí la finalidad, solo se que yo rezaba por que no me tocara en el centro de la U. #aloniñoacento 

   

 La clase en forma de U                                          


     

La cosa cambió en el instituto:

-  Las clases de castellano y valenciano mezclaban estructuralismo y generativismo, ya que ahí comenzó la época de la sintaxis y se estudiaban bien las reglas de ambos idiomas. 

- En cuanto al inglés y al italiano mezclaban más la teoría pragmática y el análisis de género. No nos centrábamos tanto en las reglas del idioma (sólo lo justo). Hacíamos muchas presentaciones cada vez de un tema distinto, veíamos muchas películas, hacíamos obras de teatro #yofuijulietacapuletoenrubia y creábamos diferentes situaciones para practicar acontecimientos cotidianos de la vida como las quejas, restaurantes, oficina de trabajo, etc. Pero no todo era “jauja” que también hacíamos exámenes y el momento gramática no nos lo quitaba nadie ni tampoco los ejercicios de rellenar el hueco en blanco, cada día teníamos ejercicios del Workbook.

- En cuanto al alemán, lo estudio en la universidad y yo diría que se centra más en el análisis de género. Algo muy útil para mi cercano futuro, o eso quiero pensar. 

La cierto es que eran mucho más amenas las clases de idioma extranjero que las de castellano y catalán. Así que a mi me gustaría seguir los pasos de estas teorías cuando sea profesora. Creo que estudiar un idioma es o debe ser algo divertido y considero que ambos métodos son interesantes para conseguir ese objetivo.



Y esto es todo por hoy. Nos vemos en el próximo post.

Si os ha gustado...#manitaarribaysuscribíos.

PRESENTACIÓN

Escrito por carlaslifestyle 11-04-2018 en introducción. Comentarios (0)

El martes tuve la primera clase de Enseñanza de lenguas, cuyo porfe es el culpable de que yo haya creado este blog. Todo iba bien hasta que descubrí que lo que yo entendía como ser bilingüe resulta que ahora es mi “heritage language”, es decir, mi lengua heredada, un término muy trendy últimamente pero que a mi no me hace mucha gracia. Vaya chasco me he llevado. Yo que me consideraba bilingüe, ahora resulta que no lo soy. De todas maneras, yo seguiré diciendo que lo soy (que eso da caché). 


  


Por cierto, me presento: soy Carla estudiante de tercer curso de Lenguas Aplicadas en la UPF y me gustan los idiomas. En mi casa hablo castellano y catalán pero claro, como cuando me enfado suelo discutir en castellano, podríamos decir que mi lengua materna es el castellano y lo del catalán luego os lo cuento.

 Llevo toda mi vida estudiando inglés, desde los seis años, por lo que podríamos decir que es mi tercera lengua. Cuando llegué a primero de la ESO decidí estudiar italiano (¡Lo mejor que pude hacer!) lo estudié durante seis años y conseguí el nivel B1 en la EOI. He de decir que me siento muy orgullosa, éramos seis chicas en clase y al presentarnos al examen solo aprobamos dos, superando así a las empollonas de clase #Oléyoymiamiga

 Ah, y por aquella época también decidí comenzar alemán, como tenía tanto tiempo libre… #ironíamodoON iba al cole –sí, he dicho cole, entenderéis que no puedo llamar instituto al lugar en el que estudié desde los 6 hasta los 17 años y sí, 17 porque soy de octubre jeje– de 8:00 a 17:00, luego entrenaba a tenis y a balonmano, iba a clases extraescolares de inglés con mi profesora alemana y como me parecía poco decidí que Anne (la profe) también me enseñara alemán #porqueyolovalgo. Actualmente, mi nivel es un B1 (o eso me dijeron en el último examen que hice).

Hasta ahora contamos cinco idiomas, pero no me gustaría quedarme ahí, en un futuro me gustaría aprender Francés, aunque el Portugués también me hace gracia. (Le diré a mi compañera, la que se sienta a mi lado que me invite a Portugal este verano, a ver si así aprendo un poco). Pero vamos, que de momento es genial poder decir “Hola, soy Carla y estoy estudiando cinco idiomas” con esa sonrisilla de superioridad que nos sale a todos cuando nos sentimos “guays”. Pero no penséis que solo lo digo yo, a mi madre también le gusta presumir de hija.




Siendo una chica con tanto idioma a mi alrededor pensaréis que viene de familia… pues va a ser que no (a medias). Comencemos desde el principio: 
  -  Por parte de madre: mis bisabuelos, abuelos y tía son de Zamora, pero mi madre nació en Barcelona. [Castellano: 1 – Catalán: 0,5]                                   

  -  Por parte de padre: mis bisabuelos y mi abuela eran de Murcia; pero mi abuelo, mis tíos y mi padre son de Elda, un pueblo de Alicante castellanohablante en el que me he criado. [Castellano: 1 – Catalán: 0]

Castellano y más castellano por todas partes, yo solo estaba en contacto con el catalán en las vacaciones, cuando venía a visitar a mis primos aunque en el cole estudiábamos valenciano 2 horas por semana. Así que ya os podéis imaginar el mix de dialectos que tengo. Actualmente si me preguntan qué variante del catalán hablo no se responder. No hablo valenciano porque no uso su vocabulario, pero tampoco tengo acento barcelonés ¡qué dura es la vida!.

Actualmente, uso más de un idioma: 

 -  Castellano 
 -  Catalán 
 -  Una variante creada por mi que mezcla castellano con inglés y alguna palabra suelta en alemán, todo a la vez. 

 Ya os hablaré sobre este tema y lo irónica que llega a ser la vida en otro post. 

¡Nos vemos!